HISTORIA

      Enlaces con páginas en las que ampliamos las informaciones de historia

     Quien haya pasado por la página de "El pueblo" habrá visto que allí ya se han dado unos brochazos sobre nuestra historia, con los acontecimientos de todo lo que ha debido de ocurrir en estos pagos. Aquí contaremos en el futuro con más amplitud, y la ayuda de algún experto, esa historia lejana y también la más próxima. Con paciencia y una caña.....

TOPONIMIA DE RILLO DE GALLO

    Incluimos a continuación lo que dice sobre Rillo José Antonio Ranz Yubero en su 'Diccionario de Toponimia de Guadalajara'. AACHE Ediciones, Guadalajara, 2007. Complementada por Jesús de Juana López (Catedrático de la Universidad de Vigo) en la Nueva Alcarria de 17 de mayo 2013 (pág. 35) ¿Por qué el río de Molina se llama “Gallo” y el pueblo de Rillo “de Gallo”? 

     En Rillo se asentó la antigua MANLIA o Molina Vieja (Herrera Casado, 1988, 745). En El Covacho de Villacabras de Rillo hay un yacimiento del Neolítico-Calcolítico.

    Aunque González (1976 volumen II, 291) cree que Rillo, Rello, Riello alude a miliarios o hitos, como derivados del latín REGULA; sin embargo creemos que Rillo, «RRIELLO» en 1353, se refiere a 'riachuelo, riillo', porque por el lugar pasa un curso de agua que va a dar a poca distancia al río Gallo.

    Rillo adquirió el elemento Gallo en 1916, hidrónimo que alude a 'piedras' desde el celta KANTO (Galmés, 1986, 33), sin embargo Román (1990, 30) piensa que Galinera deriva del ibérico KAL/INAR, 'cumbre de las muescas o dentada'. Al considerar Gallo con el sentido de 'piedra' estamos ante un topónimo que, tras 1916, posee el mismo sentido que Guadalajara, 'río (pequeño) de piedras, o rocas'.

    De Juana López confirma algunos de los términos de estas definiciones. Añade nuevos matices, en especial en lo relativo a su apellido “de Gallo”, vinculando su significado a palabras aragonesas. La palabra gallo la relaciona con una acepción fluvial “burbuja de agua” y con la locución “hervir a gallos” para expresar un “hervor muy fuerte”. Remontándose al siglo XIX, afirma que estas expresiones estaban muy extendidas por Aragón. Proviene del latín y una desviación podría ser “gargallo” que también significa el borbotón que hace el agua al hervir o un fuerte chorro de agua que sale a presión. Todo esto le lleva a que en Rillo se denominara “gallo”, con que completa su nombre, a la existencia de la palabra aragonesa que significa un fuerte manantial que brota a borbotones, como si hirviera. Llega fácilmente a confirmar que esto se da “cerca de la población en el Prado del Borbullón donde brota la fuente que abastece al pueblo y que se convertirá en el arroyo Viejo”. Todas estas aproximaciones del apellido Gallo al nombre Rillo lo desvincula, por tanto, de que la causa de su legado sea el paso del río Gallo por sus tierras, cuando no pasa por el casco urbano. El apellido que se añade en 1916, quizá para diferenciarlo del Rillo de Teruel, no tiene nada que ver con el río Gallo. Llega a la conclusión de que tampoco tiene nada que ver con “el ave del orden de las galliformes, sino con el borbotón o borbullón (gallo)”.

    La incorporación de "Gallo" se lleva a cabo por Real Decreto que se publica en la Gaceta de Madrid el 2 de julio de 1916 (Rillo, partido de Molina, se llamará Rillo de Gallo), cuando otras muchas localidades de la comarca de Molina de Aragón añadieron apellido a su nombre. Se hizo  a propuesta de la Real Sociedad Geográfica después de un “prolijo y meditado estudio para la reforma de la Nomenclatura geográfica de España a fin de que desaparezca la extraordinaria y lamentable confusión por el hecho de existir, entre los 9.266 Ayuntamientos que constituyen la Nación, más de 1.020 con idénticos nombres”. Alfonso XIII aprobó tales modificaciones -573 en total- tras ser expuestas por el entonces ministro D. Álvaro Figueroa y Torres Mendieta, el Conde de Romanones.

    En el trabajo De Juana se mantiene que la denominación del pueblo (Rillo) está ligada al nacimiento de la fuente en el Prado de Borbullón, cuando dice que su relativo caudal da lugar a un riachuelo (arroyo Viejo), a un “riello”, “riillo”, Rillo, en fin. Comparte, por tanto, esta denominación con Ranz Yubero.

   En conclusión, tanto para los topónimos del nombre (Rillo) como para el apellido (Gallo) De Juana centra toda su origen en el nacimiento de la fuente en el Borbullón.   

EN RILLO SE ENCONTRÓ EN 1896 LA PRIMERA HUELLA DE DINOSAURIO QUE SE REGISTRA EN ESPAÑA

      Rillo de Gallo fue el primer lugar de España  en que se encuentra una huella de Dinosaurio. No fue ni en Teruel ni en Rioja, fue un vecino del lugar el que en 1896 encontró "la pata de piedra de un 'bicho' ". La huella se halla en la Colección de Paleontología de Vertebrados del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Nautilus.  
La huella de dinosaurio encontrada en Rillo en 1896 se halla en la Colección de Paleontología de Vertebrados del Museo Nacional de Ciencias Naturales. Copyright del MNCN 

      Se puede ampliar la información sobre las incidencias que tuvo la huella de 1896 leyendo las Actas de la Sociedad Española de Historia Natural, presidida por D. Santiago Ramón y Cajal, que están colgadas en internet. En las páginas 27, 28 y 29 del Acta de1897 se describe la presentación a la Sociedad de que se ha hallado "una pata petrificada de un animal corpulento". Así empieza el punto relativo a la presentación en la reunión de 1897 (en la página 27)

  Actas de la Sociedad de Historia Natural de 1897

     Puedes leer las tres páginas pinchando aquí.

     Julián Martínez Martín publica un artículo sobre el tema en Nautilus, Asociación Paleontológica Alcarreña. Diciembre 2007,  Revista de divulgación paleontológica. Ese artículo, que puedes leer pinchando en los dos folios que tienes a continuación, lo escribe para dejar constancia de que encontró unas nuevas huellas el 8 de abril de 2006. Nos lo describe con todo lujo de detalles, gracias Julian.

  .  Nautilus. Revista de Divulgación Paleontológica. Diciembre 2007 Nautilus. Revista de Divulgación Paleontológica. Diciembre 2007

    El reportaje que publicó LA CRÓNICA - Periódico político y de intereses generales de la provincia, el 14 de Agosto de 1897, sobre “Una huella de Cheiroterium” lo puedes leer ahora. Lo tiene colgado la UCLM. Pincha aquí

    En la publicación ACTA GEOLÓGICA HISPÁNICA podemos leer lo siguiente: La primera cita sobre huellas de reptil se debe a Calderón (1897) referente a una huella encontrada en Rillo, cerca de Molina de Aragón, en terrenos triásicos. Han de pasar sesenta y ocho años hasta que aparezca en la literatura un nuevo hallazgo de huellas en España; se debe a Lapparent et al. (1965), que estudian una huella perteneciente al Trias de Boniche (prov. de Cuenca) y otra del Jurásico de Arroyo Cerezo (prov. de Valencia). En el libro guía de la excursión realizada en el Trias de la Cordillera Ibérica, con motivo de la reunión del Grupo Español del Mesozoico, Ramos (1977) señala huellas de reptil, en la serie del camino de Rillo a Pardos, en un nivel concerniente al Trifásico Inferior.

   En las fotos que tienes más abajo verás las huellas de los dinosaurios encontradas en Rillo, que están en el museo Geominero de Madrid. Se entiende que son las encontradas en 1896 -aunque no dice que fueran las primeras encontradas en España-, sí cita a Rillo de Gallo en primer lugar (3ª foto). Después, dos fotos más del museo de Molina con la piedra encontrada por Julián Martínez.


RILLO EN EL MUSEO GEOMINERO (Madrid)

Vitrinas 88 y 99

Otras evidencias de la existencia de reptiles en el registro fósil son sus huellas, también llamadas icnitas. Destacan las procedentes del Triásico de Rillo de Gallo (Guadalajara) y la del Cretácico de Cornago (La Rioja). (Fuente: El Museo Geominero)

Vitrina 99 Vitrina 99 Vitrina 99 Vitrina 99 Vitrina 99 Vitrina 99 Vitrina 88 Vitrina 88 Vitrina 88


También en el MUSEO DE MOLINA

sin calificar sin describir

Una buena información sobre lo que tenemos en Rillo lo puedes encontrar en un trabajo sobre el Pérmico y el Triásico

RILLO EN EL CATASTRO DEL MARQUES DE LA ENSENADA DE 1751

    Las Respuestas Generales del Catastro del Marqués de la Ensenada dedicadas a Rillo,. dadas al cuestionario por las autoridades locales en más de 200 páginas manuscritas, detallan las dotaciones y características de Rillo. Una vez digitalizado el Archivo General de Simancas, donde se encuentra depositado el Catastro del Marqués de la Ensenada, podemos descubrir el Rillo de 1751, con las 40 Respuestas Generales del Catastro, y conocer la situación del pueblo en aquellos años. Libro 102 de la provincia de Cuenca, páginas dobles de 421 a 521. Así empieza la descripción de las contestaciones a un cuestionario impreso (el llamado interrogatorio):

Respuestas

del Lugar de

Rillo

Croquis que hacen para situar los límites de Rillo y sus vecinos

Enel Lugar de Rillo, â seis dias del mes de Julio de mill setecientos y cinquenta y uno, el señor D. Manuel de Prado, corregidor, capitan âguerra y subdelegado de Rentas de la Villa de Molina y sus Partidos........ 

Ala primera pregunta Dixeron queeste Lugar se llama Rillo, âpellidado portal de tiempo Immemorial porque âssi lo han hallado por escrituras, muy antiguas, y oidole asus mayores, y mas ânzianos sin cosa en contrario

"Respuestas del lugar de Rillo" en 1751. Respuestas Generales del Catastro del Marqués de la Ensenada. Archivo General de Simancas (Valladolid) -Pincha aquí-


La casa del Marqués de Embid

Traemos aquí el escudo de la casa del Marqués de Embid, acompañándolo de otro escudo que posteriormente se puso en una caso de Molina y el sello del marquesado que se conserva en el Museo Lázaro Galdiano.  

Cos Crinos Crs

Descripción del sello por Menéndez Pidal de Navascués

Circular. Escudo cuartelado: 1 un castillo (Castilla); 2 y 3 rueda de molino; 4 un león (León). Timbrado con una corona. Adornos que recuerdan los cabos de una cruz. Todo de muy tosca factura. La leyenda corre de derecha a izquierda, las letras están grabadas con punzones de abecedario. Aparecen vueltas las E y la B de Embyd. Perteneció a Don Martín Ruiz de Velasco y Molina, que se tituló Marqués de Embid al fallecer en 1470 sin descendencia varonil el III Marqués Don Íñigo Ruiz de Molina. El escudo contiene las armas que usaron los descendientes del "Caballero Viejo" de Molina.

 

El escudo en la casa de Rillo (Siglo XVIII). Año 1788 lleva grabado el escudo.

Antonio Herrera Casado hace esta descripción

Escudo que reúne en su complicada armería diversos linajes que fueron agregándose al primitivo apellido de Molina o Ruiz de Molina, herederos directos de la familia que ostentó la jefatura del Señorío molinés durante los siglos XII y XIII, concretamente los condes de Lara. Entre sus antecedentes más señalados se cuenta a don Juan Ruiz de Molina, el caballero viejo, importante figura constructora de castillos en la época de los Reyes Católicos. Emparentaron con los Velasco, Velazquez, Carvajal, Gálvez, Peñalosa, etc, todas ellas familias molinesas de prosapia. A fines del siglo XIX era marqués de Embid don Joaquín Ruiz de Molina que casó con doña Josefa Montesoro Malo de Molina Berrio y Verde. A principios de siglo tuvo la titularidad del marquesado don Luis Diaz Milián, ilustre historiador del Señorío molinés, quien reconstruyó el palacio de sus mayores en la plaza mayor, y puso su escudo sobre el balcón principal. Casó con doña María del Pilar Sorolla Ramón teniendo por hijo y heredero a don Luis Diaz Sorolla


Molina la Vieja, La Serna y Villacabras

En el término de Rillo de Gallo existen en la actualidad tres despoblados: Molina la Vieja, Villacabras y La Serna del Obispo. De lo escrito sobre ellos vamos a reproducir en primer lugar los textos de un "Estudio toponímico de los despoblados de la Comarca de Molina de Aragón" de Ranz Yubero, López de los Mozos y Remartínez Maestro. Para cada uno de estos poblados, reproducimos en páginas separadas los comentarios que hacen de ellos los más variados historiadores. De una u otra forma han escrito bastantes cosas sobre los mismos por lo que podremos situarlos en su verdadero contexto. Algunos autores los ubican en el medievo, pero tienen una muy variada cronología como veremos. Incluso puede haber ocurrido que cuando uno haya estado poblado otro no tuviera población. Por referirnos concretamente a Molina la Vieja y Villacabras, es posible que hayan podido tener vida alternativa a lo largo de los siglos. Saber que distan entre si solamente unos 3 kilómetros, nos acerca de una forma más ajustada a esta posibilidad. La Serna del Obispo es mucho más reciente y con toda probabilidad tiene su existencia más acotada.

Molina la Vieja

  1. Municipio de Rillo de Gallo (Martínez Díez, 1983, 250 y 253).

  2. Está documentado en el Diccionario de Madoz (1845-1850).

  3. Sí se observan restos de muros y muchas peñas a su alrededor. En su parte Norte hay un despoblado donde algunos creyeron que pertenecía a una supuesta población, a la que se consideró como Molina la Vieja (Abanádes, 1969, 60)). Tal vez corresponda a la antigua MANLIA, si tenemos en cuenta que allí se encuentra un yacimiento del II milenio a. C. (García Pérez, 2000, 290)

  4. Molina no deriva de MOLINO sino de MOLA o MUELA, como 'montecillo con cima plana'

Álvarez (1968, 345) afirma que la forma de Molina es MOLINUM, topónimo riojano que designa a la 'trabajadora de un molino'.

Molina aparece como topónimo con el mismo sentido de 'casa en que hay un molino' (Gordón, 1988, 54) y molinaria significa 'presa de molino', según Menéndez Pidal (1986, 311).

Además apunta Siguero (1997, 337), que antiguamente al molino se le llamaba molina, es el lugar e instrumento en que se muele el grano del cereal, la semilla de lino.... La prueba es que este topónimo siempre aparecen junto a un río.

Corominas y Pascual (1980 IV, 120-121) dicen que Molina viene del latín tardío MOLINUM, abreviación del SAXUM MOLINUM, como 'muela'. Opinión parecida es la de Rivas (1979, 45) quien cree que Molino es un termino que proviene del latín MOLINUS, -A, -UM, que a través del latín MOLINU SAXU acabó sustantivándose; su forma primigenia fue el latín MOLA 'muela'.

Guillén (1981, 182) cree que Molina 'moler, muela, peñasco, saliente', se une el sufijo -ina < -INU con valor afectivo, y Nieto (1997, 241) da a Molina el valor de 'aserradero, fragua'.

Creemos que Molina alude a la 'muela', dato que concuerda con su ubicación.

Tenemos una página abierta, ampliando la información sobre este despoblado, a la que puedes pasar pichando en Un apunte sobre Molina la Vieja con una aproximación al paso del CID

La Serna del Obispo

  1. Rillo de Gallo (Martínez Díez, 1983, 251 y 254).

  2. Está documentado desde 1353, bajo la forma <SERENA> (Minguela, 1910 II, 341), a 1594. Primeramente perteneció a los obispos de Sigüenza, después pasó a ser propiedad de los marqueses de Velamazán, antecesor de la noble familia de los Andrade (Abánades, 1969, 60).

  3. Sólo se conservan los muros de una casa o almacén, éste ya no tiene tejado. En los alrededores existen arboledas, campos de girasol y de cereal, ambos son de regadío. 

  4. Corominas y Pascual (1980 IV, 250 V 221) afirman que Serna es 'campo de tierra de sembradura' y más específicamente el que se reserva al señor del céltico SENARA, 'campo que labra aparte'. Sobre Obispo dicen que es un descendiente del semiculto latino EPISCOPUS, 'guardian, protector, vigilante'  

Afirma Pérez Carmona (1964, 255) que en la toponimia menor aún se encuentra algún Obispo, recuerdo de las posesiones de alguna Mesa Episcopal, en este caso la Serna del Obispo, perteneció a la episcopalía seguntina (López Beltrán, 1981, 253).

El Licenciado Núñez (siglo XVI) dice de La Serna lo siguiente: Cerca de Molina hay una gran heredad que antiguamente fue una población, esta la entregó temporalmente el fundador de Molina al Obispo de Sigüenza junto con la jurisdicción espiritual, por eso se llama La Serna el Obispo. Ahora La Serna del Obispo pertenece al Mayorazgo de los Andrades, porque un obispo vendió esta posesión a un antecesor de esta Casa, a cambio de un censo de 2.000 maravedíes cada año, siendo esto solo lo que paga esta heredad de todo el diezmo".

Villacabras

  1. Rillo de Gallo (Martínez Díez, 1983, 251 y 256).

  2. Aparece en 1353. Despoblado tras 1478 (Sanz y Esteban, 2003, 302). En su término se encuentra la dehesa de Villacabras, objeto de litigios entre la CasaPulsa aquí para las últimas piedras del poblado de Villacabras. Comunidad del Señorío y el pueblo (Abánades, 1969, 64)     

  3. Las antiguas paredes han sido reutilizadas para levantar parideras. Villacabras fue pueblo en la antigüedad, convirtiéndose en dehesa, después de su despoblación. En este sitio se erigió el Santuario de Nuestra Señora de la Carrasca (Abánades, 1969, 65). Se trata de un yacimiento arqueológico donde se ha encontrado cerámica a torno celtibérica (II Edad del Hierro) y medieval (Alexanadre, 200, 3)  

  4. Villa situada en un 'terreno escarpado', como suelen indicar los topónimos Cabra y sus derivados, o quizás metafóricamente aluda a una villa de poca importancia, que sirve sólo para cobijo de estos animales.

  5. Tenemos una página abierta, ampliando la información sobre este despoblado, a la que puedes pasar pichando en Villacabras y la incineración de Viriato    


RILLO DE GALLO en Guías de turismo

En la "Guía de Turismo Rural Guadalajara. La ruta natural" distribuida en FITUR como paisajes de Molina de Aragón, se escribe:Pulsa aquí

 "Junto al río Gallo, en Rillo de Gallo

En el barranco que forma el arroyo Viejo, aparece un corte perfecto de terrenos en el que puede estudiarse geológicamente el desarrollo del planeta. Se han encontrado troncos fósiles de coníferas de la Era Primaria y huellas de grandes reptiles. Recientemente, se han encontrado en una cueva diversas pinturas "postpaleolíticas" del área del arte rupestre levantino".

En la descripción que hace de una ruta por Molina, Campillo de Dueñas, Embid, Milmarcos, Valle del Mesa, Mochales, Rillo de Gallo, Corduente y Ventosa, le dedica otro apartado en RECORRIDO:

· "Seguimos en dirección a Molina para detenernos ahora en RILLO DE GALLO. Cerca del pueblo, aguas arriba del arroyo Viejo, se encuentran los restos, ya mínimos, de un castro celtibérico en el que aparecieron cerámicas y objetos metálicos que probaban su habitación y uso durante varios siglos antes de Jesucristo, y algunos después".

RILLO DE GALLO

Pulsa aquíCastro celtíbero: Cerca del pueblo, aguas arriba del arroyo Viejo, se encuentran los restos, ya mínimos, de un castro celtíbero en el que aparecieron cerámicas y objetos metálicos que probaban su habitación y uso durante varios siglos antes de Jesucristo, y algunos después; también las señales del Castro fortificado incitan a antiguos cronistas hacia la idea de que allí había habido un fortísimo castillo. Web de la Diputación.

Hasta aquí FITUR 2004 

.... Desde aquí seguiremos camino hasta Rillo de Gallo para apreciar los restos de un importante poblado celtibero en el paraje de Villacabras y otros fantásticos entornos junto al rio Gallo. Siguiendo en la zona..... 

FITUR 2005


EL ABRIGO DEL LLANO.

   El abrigo rupestre del Llano fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998, con el nombre de Rillo I. Rillo II se ha denominado a las pinturas del camino del Vivero. Rillo ITe damos las referencias. Puedes ampliar la foto si quieres ver más detalles del Rillo IIPor otra parte Google Earth los tiene marcados en sus mapas. La inclusión en la lista del Patrimonio de la Humanidad de los conjuntos con pinturas rupestres comporta, además del reconocimiento de su universal relevancia como expresión cultural excepcional, el deber inexcusable de preservar estos yacimientos, de enorme vulnerabilidad y fragilidad, a fin de legarlos a las generaciones futuras en las mejores condiciones posibles. Cuídalos son los nuestros, entre otros muchos que hay en España. A continuación copiamos algunos párrafos de los trabajos que se han publicado sobre el Abrigo del Llano. 

Rillo I
Rillo de Gallo, Guadalajara, Castilla-La Mancha, Spain
N 40 53 20.5 W1 55 17.8 1998
Rillo II
Rillo de Gallo, Guadalajara, Castilla-La Mancha, Spain
N 40 53 17.5 W1 55 44.8 1998

"El yacimiento de Rillo de Gallo". Balbín Behrmann, Bueno Ramírez y otros. Wad-al-Hayara. Volumen 16. Guadalajara 1989, Págs. 31-73.

"El abrigo rupestre del Llano, Rillo de Gallo. Molina de Aragón". Balbín Behrmann, Bueno Ramírez y otros. Congreso Nacional de Arqueología. Volumen XIX. Zaragoza 1989, Págs. 179-194

    El presente artículo pretende dar a conocer el abrigo de Rillo de Gallo, Molina de Aragón, Guadalajara, estudiado por los miembros del área de Prehistoria de la Universidad de Alcalá de Henares en los años 1986 y 1987, en dos campañas dedicadas al conocimiento de las formas artísticas presentes en su pared y los materiales arqueológicos depositados a su pie, en un primer intento de relación entre ambos que no se ha conseguido en su totalidad. Por ello, nuestro estudio se ha dirigido al conocimiento y documentación de las formas artísticas por un lado y, por otro, al análisis de un yacimiento calcolítico con campaniforme, sin relación cronológica alguna.

Un estudio interpretativo de las pinturas 

Una visitante habitual de la página, Montse A. Martín, nos envía las fotos que tienes aquí sobre las pinturas rupestres de Rillo I y Rillo II

La foto de Rillo I en El Abrigo del Llano Una aproximación a los estudios de la Universidad de Alcalá

Aquí el estudio de la Universidad de Alcalá sobre el Rillo I

Las pinturas de Rillo II  Las pinturas de Rillo II

Las pinturas de Rillo II  Las pinturas de Rillo II

Las pinturas de Rillo II con explicación  Las pinturas de Rillo II y explicación

Una aproximación a la pintura de Rillo II. ¿Que ves tú en las pinturas de Rillo II?

Ir al principio

Continuar en historia 2: El abrigo y su ambiente

Continuar en historia 3: La cerámica de las excavaciones

Continuar en historia 4: Las figuras del abrigo

- Página principal - Mapa-Comarca - Senderismo - El pueblo - Municipio - Sus votos - Las fiestas - Álbum - Las Peñas - Historia - Vida social - Su economía - Fotos - Fotos antiguas - Chat - Foro - El tiempo - Enlaces - [Libro de visitas] -

Copyright © 2000-2017, Webmaster: Ciríaco Vázquez Hombrados  ¡CSS Válido!